La Luz de las Imágenes une arte y gastronomía del Maestrat en ‘Pulchra Magistri’

La muestra promociona los productos típicos de esta zona castellonense en las sedes de Culla, Catí, Vinaròs y Benicarló. Las Jornadas Gastronómicas de la Trufa atraen a cientos de visitantes a la muestra.

La exposición de La Luz de las Imágenes “Pulchra Magistri. El esplendor del Maestrazgo en Castellón”, que ya ha superado los 15.000 visitantes, muestra la esencia de este territorio a través de sus múltiples manifestaciones culturales, desde las obras de arte y edificios restaurados, hasta la música, y ahora también la gastronomía en las diferentes sedes expositivas en Culla, Catí, Vinaròs y Benicarló.

Desde su apertura el pasado diciembre, esta exposición está creando un flujo de turismo cultural entre las comarcas del norte de la provincia de Castellón: de la costa al interior y del interior a la costa, a través del arte pero también de los productos típicos de este territorio que se incorporan al itinerario artístico, como el aceite y el vino del Alto Maestrazgo, los quesos de Catí, o el paté o la cerveza de alcachofa de Benicarló que se ofertan en las tiendas de la exposición.

Además, con la participación en las III Jornadas Gastronómicas de la Trufa que se celebran los fines de semana desde el pasado enero y hasta el próximo marzo de 2014 en los municipios de Albocàsser, Ares del Maestrat, Benassal, Catí, Culla y La Serratella se puede visitar la muestra con carácter gratuito. Una promoción que ya ha sido secundada por más de 300 personas.

El objetivo de La Luz de las Imágenes es crear una ruta de turismo cultural en el Maestrazgo, que se inicia en Culla y Catí. Ambas poblaciones, con sus centros históricos medievales, actúan como escenarios expositivos en su totalidad y conforman un itinerario artístico desde la Prehistoria, la Antigüedad y los primeros testimonios del Cristianismo hasta la Edad Media. Ya en el Bajo Maestrazgo, las localidades de Benicarló y Vinaròs se muestran las obras del Renacimiento y el primer Barroco hasta principios del siglo XX.

El valor del Maestrazgo lo atestiguan la riqueza y orígenes de las más de 302 obras de arte – de las que más de un centenar (108) han sido restauradas por esta institución. Obras de arte que han sido cedidas por un total de 52 poblaciones, en su mayoría del norte castellonense, y que dan a conocer el desarrollo evolutivo del arte de la zona del Maestrazgo, desde el mundo de la Antigüedad y las primeras civilizaciones hasta comienzos del siglo XX.